¡¡Cómo me pica la nariz!!

por | 14 Ago, 2019 | Comunicación No Verbal, Mentira, Sinergología | 0 Comentarios

Nariz de Pinocho. ¿Mito o tesis?

Cristina Jiménez, Sinergóloga, experta en comportamiento no verbal, actualizada por Philippe Turchet.

La nariz de Pinocho, por supuesto, existe.

Esta es la base del artículo publicado recientemente por el Dr. Philippe Turchet, creador de la Sinergología.

No sólo existe la nariz de Pinocho, sino que la base de su certeza es incuestionable, tanto visual, como neurológicamente.
La «nariz de Pinocho», en el campo de la comunicación no verbal, se relaciona con el hecho de que la idea de mentir, provoca una sensación de picor bajo la nariz, en proporciones mayores que el azar estadístico.

En la imagen y el texto que nos muestra el Dr. Turchet en su artículo, tenemos un claro ejemplo:

Imagen concreta a la que se refiere Philippe Turchet

“En el plató de la televisión francesa, mientras un periodista anunciaba durante la explosión de la central nuclear de Chernóbil, que no había necesidad de preocuparse por la radiactividad, su colega, un conocido presentador, realizó el gesto de la imagen. El anuncio de que la nube radiactiva no pasaría sobre Francia y que no tendría repercusiones sobre la salud era una información falsa de lo cual ya tenía constancia”.

En realidad, la nariz pica, sí. Pero no pica en cualquier parte. Lo hace en un lugar específico que llamamos N20 (etiquetado dado en sinergologia para unificar la comprensión entre sinergólogos). Un punto concreto debajo de la nariz.

Este fenómeno, descrito y observado en nuestras bases de datos durante más de 30 años, fue investigado por el Dr. Emilio Gómez Milán y sus colegas de la Universidad de Granada en 2017.  (enlace al estudio). Ellos identificaron, mediante termografía, cómo la nariz se enfría más de 1 grado Celsius en el momento de la mentira, así como también se retrae ligeramente. En esa misma investigación, se pudo establecer la presencia de diferencias entre los cambios térmicos y la recuperación de la temperatura base, entre la mentira y el estrés.

En la tarea de mentir, se les pidió a veinte participantes que vinieran al laboratorio después de que se les dijera que iban a participar en un estudio de investigación «top-secret», sobre el que no debían contar nada a nadie, incluyendo a su familia, amigos cercanos o pareja. Una vez que los participantes estaban situados en la sala de termografía y después del período de adaptación, se les dijo que tendrían tres minutos para crear una coartada importante, y que debían inventar una mentira que trasladarían a alguna persona cercana, como su mejor amigo o pareja, a quien llamarían con su propio teléfono, después de que hubieran pasado los tres minutos iniciales para estabilizar la temperatura corporal y del entorno. Su objetivo era convencer a sus amigos o pareja de que la mentira que estaban diciendo era cierta, pero no debían decir la verdad (es decir, “estoy en un experimento de alto secreto”). Los participantes fueron motivados a ser lo más convincentes posible y a crear una mentira que tuviera importancia y relevancia para ambos. Antes y después de la llamada, se midió el nivel de ansiedad de los participantes con la versión en español del Inventario Estatal de Ansiedad de Rasgos (STAI; Spielberger, Gorsuch, & Lushene, 1970/1982).

El resultado fue el establecido en el párrafo anterior

La nariz de Pinocho, mostrada por Collodi en 1881, en su famosa obra, tiene, por tanto, su razón de ser. El enfoque sinergológico se basó en la observación visual y en el sistema de clasificación anexo a un banco con más de 6 mil vídeos. Estas señales corporales se evidencian en situaciones reales.

Una de las características de la Sinergología es que la clasificación y la interpretación de gestos tiene una serie de matices que le permite contemplar, a diferencia de otras disciplinas del análisis del lenguaje no verbal, elementos que impiden las conclusiones categóricas. La “nariz de Pinocho” se ha considerado siempre dentro de los “Mitos de la Mentira” y esto sucede cuando analizamos el gesto, de forma aislada, sin la consideración de elementos que sí trabajamos desde la Sinergologia y que son, entre otros:

  1. Elementos distractores. Circunstancias que puedan hacer realizar el gesto al individuo y cuyo significado no pueda ser ratificado
  2. Necesidad de la presencia de estímulo ante la reacción.
  3. Consideración de la actitud corporal en el momento del estímulo
  4. Etc.

Los ataques hacia la Sinergologia

La Sinergología es una disciplina que está siendo constantemente atacada por aquellos que no han profundizado en las bases de su metodología. Estos “falsos escépticos” del ámbito académico, no entienden como una disciplina con un nombre poco común, está consiguiendo introducirse y asentarse en prácticamente todos los ámbitos de la comunicación. Expresiones como que la Sinergología se trata de una “pseudociencia” no solo muestran el desconocimiento referido, sino que, además, demuestran un desconocimiento adicional de la verdadera base de la ciencia.

La Sinergología nació hace 35 años en el ámbito universitario en el que las neurociencias y las ciencias de la comunicación, son su base. Se protege de intrusos creando una licencia de Marca que exige una formación rigurosa, la realización de una tesis final y la obligación de actualizarse, a todos los Sinergólogos que, por tanto, deben estar registrados en la Asociación Europea.

Para diferenciar una ciencia de una pseudociencia debemos tener en cuenta consideraciones como las siguientes:

El propósito: La ciencia se centra en ayudar a las personas a desarrollar una comprensión más profunda, rica y completa del mundo. La pseudociencia, a menudo, se centra en promover algún tipo de estrategia ideológica.

Cómo se enfrenta a los desafíos. La ciencia acepta los desafíos y los intentos de refutar ideas diferentes. La pseudociencia, por otro lado, tiende a acoger cualquier desafío a su dogma, con hostilidad.

Investigación. La ciencia está respaldada por un cuerpo de conocimiento e investigación cada vez mayor. Las ideas sobre un tema concreto pueden haber cambiado con el tiempo a medida que se establecen nuevas teorías y se realiza una nueva investigación. La pseudociencia tiende a ser bastante estática. Poco puede haber cambiado desde que la idea se introdujo por primera vez y es posible que no exista una nueva investigación.

Falsabilidad. Es un sello distintivo de la ciencia. Esto significa que, si algo es falso, puede probarse. Muchos reclamos pseudocientíficos son simplemente no comprobables, por lo que no hay forma de que los investigadores demuestren que son erróneos.

El propósito de la Sinergología es el de mejorar la comunicación entre las personas; acepta los desafíos de refutación; sus hipótesis se sustentan en los criterios de falsabilidad de Karl Popper y se obtienen de bases neurocientíficas contrastadas; la obligada actualización para mantener la licencia a los sinergólogos, sustenta la base de nuevos descubrimientos y avances de la disciplina.

Recientemente, viendo las noticias y como Canaria presté especial atención a unas declaraciones de Pedro Duque, Ministro de Ciencia en funciones sobre la posible instalación del mayor telescopio (interviene a los 50″).
Según el Ministro, ¿¿realmente está todo preparado para recibir el telescopio??  

Una imagen vale más que mil palabras y miles de videos, en la misma dirección, con el mismo horizonte de sentido …

El equipo del Instituto Vermen te aporta herramientas que permiten apoyarte en nuevas habilidades para hacer de la comunicación no verbal un arma infalible en cualquier actividad profesional.

Nota: Hemos reproducido en cursiva aquellas partes del artículo de Philippe Turchet que nos han servido de base para esta visión de la sinergologia sobre el «mito de la mentira».

No te pierdas nuestros próximos artículos.